Trabajo infantil, una bofetada al mundo

Trabajo infantil una bofetada al mundo

Trabajo infantil una bofetada al mundo

La Habana, Cuba. – Uno de los flagelos más grandes que amenazan el futuro es la explotación laboral de millones de niñas y niños, quienes empujados por la miseria y el hambre se insertan en el mercado laboral aun sin tener las condiciones físicas y mentales para asumir un trabajo.

Los datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) indican que hoy trabajan en el mundo 215 millones de niños, niñas y adolescentes de entre 5 y 18 años, cifra que, si bien ha disminuido con respecto a 10 años atrás, sigue siendo una vergüenza para la humanidad.

En África trabajan millones de niñosPor zonas geográficas, el problema es mayor en África y Asia; en el primer continente se calcula que en la zona subsahariana unos 69 millones de menores de edad salen todos los días a buscar sustento, mientras en la región asiática esa cifra es de 44 millones. Aunque no existe continente donde el problema no esté presente.

La pobreza es la principal aliada del trabajo infantil, los datos de la UNICEF y de Organizaciones No Gubernamentales que atienden el asunto precisan que la mayoría de los niños y niñas que trabajan, provienen de hogares pobres, muchos ubicados en zonas rurales.

La minería explota el trabajo infantilSegún investigaciones realizadas en varios países, son la minería, la construcción y la agricultura los sectores donde más se explotan a los menores de edad. Aunque las cifras totales indican que hay más niños que niñas involucrados en trabajo infantil, muchos de los tipos de trabajo que realizan las niñas son invisibles.

Se estima que aproximadamente el 90 por ciento de los niños que participan en el trabajo doméstico son niñas, muchas de ellas con una paga muy inferior a lo establecido, a la vez que son objeto en muchos casos de acoso y abuso sexual por mayores.

El trabajo infantil entorpece el desarrollo físico, psíquico y educacional de los niños obligados a trabajar, quienes en su mayoría abandonan la escuela en los primeros grados y en muchos casos son analfabetos funcionales.

En este ciclo horrendo del trabajo infantil aparecen actores sociales, de un lado empleadores inescrupulosos que buscan ganancias y del otro, familias atenazadas por la pobreza que empujan a los pequeños al mercado laboral como una vía para tratar de paliar su critica situación.

El futuro amenazado

La Resolución II aprobada por la XVIII Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo identifica un grupo de actividades catalogadas como las situaciones más peligrosas para los menores de edad.

Entre esas tareas están la esclavitud, la prostitución y la pornografía, actividades ilícitas que pueden afectar de por vida la salud, la integridad física, mental y moral de los pequeños.

UNICEF estima entre 250 y 300 mil los niños soldados en el mundoA esa lista negra de actividades ilegales, también se suma el narcotráfico y la incorporación de menores de edad como soldados en conflictos y grupos paramilitares o irregulares.

Los niños pertenecientes a grupos indígenas o a las clases más bajas suelen abandonar con mayor frecuencia la escuela para trabajar. Los niños migrantes también son vulnerables a la mano de obra oculta e ilícita.

Aunque públicamente condenada en la mayoría de los países, la pornografía donde participan menores de edad ha ganado espacio en los últimos años, negocio que con el desarrollo de las nuevas tecnologías de la comunicación y la Internet está involucrando cada vez más a niños y niñas.

UNICEF y la hoja de ruta

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha trazado una estrategia para tratar de disminuir en 2016 la cantidad de niños, niñas y adolescentes que trabajan en el mundo.

Estructurada por etapas, objetivos y un plan de acción, la llamada Hoja de Ruta sustenta su principal quehacer en lograr que los pequeños asistan de manera regular a la escuela, algo que los prepara para enfrentar con mejores perspectivas el futuro.

Otras acciones se encaminan a las comunidades con el propósito de cortar la aceptación social del trabajo infantil, mientras presta asistencia técnica y financiera para crear y buscar fuentes alternativas y perdurables de ingresos para las familias. Además, busca vías para que los niños más pequeños tengan acceso a servicios de guarderías y los que están en edad escolar reciban una educación de calidad, factores que ayudan a que los mayores se puedan concentrar en el trabajo.

Paralelo a esto la Hoja de Ruta de la UNICEF trabaja con empresarios y empleadores para cortar las cadenas productivas que involucren a menores de edad.

Cuba libre de ese flagelo

Bloqueda por más de medio siglo por los Estados Unidos y vilipendiada por los grandes medios de comunicación del capitalismo, Cuba resalta por no tener trabajo infantil en su geografía, donde los niños y niñas están amparados por un grupo de leyes y medidas que resguardan sus derechos e integridad física y moral.

A diferencia del resto de América -de Alaska a la Patagonia-, en Cuba no hay niños trabajadores, disfrutando todos del acceso gratuito a la educación, mientras el Estado destina cuantiosos recursos en escuelas, maestros, material escolar, alimentos y medicinas que garantizan un desarrollo de los más pequeños.

Aun en las condiciones difíciles que impuso el llamado Período Especial en la década del 90 del último siglo, en Cuba no se cerró una sola aula, un Circulo Infantil o un hospital pediátrico, mientras las campañas de vacunación y otras medidas sanitarias siguieron al alcance de todos.

Cuba asegura el bienestar de sus niños y niñasCon orgullo hoy los cubanos pueden decirle al mundo que de los millones de niños que trabajan en el planeta para buscar su sustento, ninguno es cubano, donde la esclavitud infantil no se conoce, ni la prostitución o la pornografía es protagonizada por niños y niñas cubanas.

Cuando el mundo se debate en cumplir los Objetivos del Milenio y la UNICEF se empeña en aplicar una hoja de ruta contra la explotación infantil, en Cuba cada día se cumple la máxima que lo más importante es la sonrisa de un niño.

Anuncios

Acerca de Redacción Internet

Redacción Internet de la emisora Radio Victoria de Girón

Publicado el 1 junio, 2016 en Cuba, Internacionales, Sociedad y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: